Posts tagged ‘oración congregacional’

23 agosto, 2016

LA ORACIÓN PÚBLICA (II)

Los Textos más obvios que nos señala la oración congregacional.

La mayoría de las exhortaciones a la oración en el Nuevo Testamento se hallan en el contexto de exhortaciones eclesiales y tiene la intención de señalarnos la gran necesidad, la urgencia, la obligación que la iglesia ore y que persevere en esto siempre como parte de su ministerio en esta tierra. Déjeme citar los textos más importantes y obvios acerca de la oración conjunta. En los textos que vamos a ver hay indicaciones, datos iluminadores, principios, ejemplos y más. Luego vamos a tratar de parcelar en temas la información recibida, pero por ahora miremos lo que la Biblia tiene que decirnos. 

Is.56:7: ‘yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos’. Ez.36:37-38: ‘Así dice el Señor Dios:‘Aún permitiré a la casa de Israel que me pida hacer esto por ellos: Multiplicar sus hombres como un rebaño. Como el rebaño para los sacrificios, como el rebaño en Jerusalén en sus fiestas señaladas, así se llenarán las ciudades desiertas de rebaños de hombres. Entonces sabrán que yo soy el Señor’(LBLA). Zac.12:10: ‘Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito’. 

Mt.18:19-20: ‘Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos’. Hch.1:14: ‘Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos’. Hch.2:42:‘Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones’.Hch.4:24: ‘Y ellos, habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz a Dios, y dijeron: Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay’. Hch.12:5:‘Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él’. 

Rom.12:12: ‘gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración’. 1 Cor.14:15: ‘¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento’. 2 Cor.1:11: ‘cooperando también vosotros a favor nuestro con la oración, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el don concedido a nosotros por medio de muchos’. 2 Cor.9:14:‘asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros’.Ef.6:18-19: ‘orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio’. Fil.1:19: ‘Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultará en mi liberación’. 

1 Tes.5:7: ‘Orad sin cesar’. 1 Tim.2:1: ‘Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres’. 1 Tim.2:8: ‘Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda’. 1 Pd.4:7: ‘Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración’. St.5:13-16:‘¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho’. Judas 20:‘Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo’. 

¿Qué conclusión podemos sacar? Que ya sea mediante promesas veterotestamentarias, ya sea por principios, ejemplos o directrices directas, la oración congregacional, la oración regular conjunta del pueblo de Dios es la norma. La oración publica tiene un acervo probatorio bastante amplio. Podemos aprender de estos textos, que la Escritura no dejan campo para la especulación en este asunto. Orar conjuntamente es la voluntad de Dios para sus hijos. No nos encontramos ante un asunto opcional, algo que tiene que ver con la libertad cristiana ni con un acto de generosidad de nuestro tiempo. Hablamos de un mandato, de la regla común entre el pueblo de Dios. La oración congregacional corresponde a un asunto normativo para todo creyente y para una iglesia que se considere bíblica en el contexto de “todo el consejo de Dios”. De estos textos podemos deducir qué características tiene el culto de oración, lo cual se tratará en la próxima entrada.

Anuncios