Archive for ‘Guillermo Gómez’

16 mayo, 2013

RICHARD PRATT EN BOGOTA – UNICO DÍA

Les saludamos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Debido a las grandes demandas del ministerio en un mundo de confusión espiritual, es necesario que quienes tienen el llamado de la enseñanza de la Palabra de Dios, estén cada vez más arraigados en la Fe y Doctrina Bíblica. Sin duda que profundizar en la teología no es un lujo académico de personas curiosas sino un imperativo para todo aquel que desee servir eficazmente en la obra del Señor.

Para nosotros es un privilegio poder extenderles una invitación que en gran medida cooperara con estos propósitos loables. Hablamos de la visita a Bogotá del Dr. Richard Pratt, quien nos acompañará en la Iglesia Bautista Gracia Soberana (Av. Boyacá N° 7C-43) con el tema: EL PASTOR Y SU TEOLOGÍA. Evento que se llevará a cabo de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. el Miércoles 22 de Mayo de 2013.

El Dr. Pratt es presidente de Ministerios Tercer Milenio ( thirdmill.org ), ministerio que fue lanzado en respuesta a la falta de capacitación de líderes cristianos de todo el mundo. Dicho ministerio fue lanzado en 1997 para proporcionar: “La educación bíblica, para el mundo, de forma gratuita.” Este objetivo se está cumpliendo mediante la construcción de un currículo de seminario multimedia en Inglés, árabe, chino (mandarín), español y ruso.

El Dr. Pratt enseñó en el Seminario Teológico Reformado en Jackson, MS, y Orlando, FL, durante 21 años. También presidió el Departamento del Antiguo Testamento en Orlando. Obtuvo una licenciatura de Roanoke College, su Maestría en Divinidad de la Unión Theological Seminary, y su Th.D. en la Universidad de Harvard. Sus libros han sido traducidos a varios idiomas incluyendo el chino (mandarín), español y ruso. Dr. Pratt es también un colaborador de la guía completa literaria de la Biblia y es autor de numerosos artículos de revistas.

Dr. Pratt ha viajado extensamente por todo el mundo para evangelizar y dar conferencias, incluyendo Australia, China, República Checa, Ecuador, Indonesia, México, Mongolia, Polonia, Rusia, Eslovaquia, Turquía, Ucrania, el Reino Unido y en los Estados Unidos y ahora tenemos el privilegio de tenerlo en Bogotá Colombia.

Deseamos informar que esta actividad está dirigida solo para un público masculino, especialmente a pastores y líderes que estén acompañando y apoyando el desarrollo bíblico de sus iglesias locales.

Para su asistencia, será necesario una inscripción previa, pues el cupo es limitado. Usted puede inscribirse por vía telefónica o por correo electrónico al:

Pastor Guillermo Gómez:             315-2043072  e-mail:blasg@hotmail.com (6176975)

Pastor Jorge E. Castañeda D:        300-5528463 e-mail:jorge.e.cd@gmail.com (7013119)

Dios los bendiga,

Anuncios
6 diciembre, 2012

Carta a la emisora BBN radio

Señores:
EMISORA BBN RADIO.

Apreciados hermanos:

Les saludamos cordialmente en el espíritu cristiano. Queremos mediante esta carta hacer un respetuoso pero serio llamado a la reflexión, acerca de qué tanto todos los programas que salen al aire son consecuentes con el propósito, que según se afirma en las páginas web de esta cadena radial, para el cual fue creada esta emisora.

Si el propósito principal es dar a conocer el evangelio mediante una cuidadosa divulgación y enseñanza de la Palabra de Dios, entonces consideramos que programas que se dedican a criticar y ridiculizar de manera liviana, irresponsable, indocta y sin la mínima compasión cristiana ciertas corrientes teológicas del cristianismo histórico, no están haciendo justicia a la razón de ser de una emisora que hemos admirado, recomendado y apoyado a través de los años por su seriedad en el tratamiento de los diversos temas.

Puntualmente nos referimos al programa “SEMILLAS AL AIRE” de Raúl Ferrer de las nueve y media de la mañana, donde de manera muy superficial y burda se está pretendiendo socavar con falacias (Esto, porque los conceptos que el Sr. Ferrer cita como calvinismo, es una malformación de lo que realmente creemos y no corresponde en su totalidad sino a una edición propia que él hace del cristianismo reformado histórico.) las grandes verdades bíblicas que fueron expuestas nuevamente a la luz en el siglo XVI y sostenidas por las iglesias históricas bautistas y presbiterianas, las cuales fueron el instrumento a través del cual Dios reformó a su iglesia, sacándola de la oscuridad y superstición pagana en que se encontraba inmersa durante siglos. Y no solo esto, sino que bajo la bendición de Dios estas mismas doctrinas llamadas calvinistas, juiciosamente proclamadas y bien trazadas generaron genuinos avivamientos que dieron como fruto la transformación del orden religioso, social y político de su época. Deliberadamente se está ignorando que estás grandes doctrinas de la reforma fueron sostenidas y proclamadas por otros grandes siervos de Dios, que han sido ampliamente reconocidos por su sana ortodoxia bíblica como Juan Nox, Juan Bunyan, John Newton, Mathew Henry, George Whitefield el gran teólogo americano Jonathan Edwards, Carlos Spurgeon, James P. Boyce, Basil Manly, John A. Broadus, B. H. Carroll, William Carey, Adoniram Judson, Luther Rice y una basta pléyade de exponentes de estas grandes doctrinas, por lo que sería, por decir lo menos, poco inteligente, desconsiderado y osado insinuar que fueron predicadores de doctrinas sospechosas, poco confiables y de tinte herético y así convertirlos de un plumazo en grandes heresiarcas. Por lo anterior entiéndase también que toda comunidad cristiana bíblica encuentra en estas iglesias y doctrinas sus raíces, siendo sus deudores todos aquellos que nos consideramos parte del cristianismo evangélico y bíblico. Por tal razón consideramos que un programa de esta naturaleza no hace justicia a la edificación de la iglesia que Dios está conduciendo a través de los siglos.

Así pues, vemos con gran preocupación que un trabajo de tanta excelencia como el que busca realizar esta emisora, esté deslizándose por un sendero que conduce a la controversia y crítica cáustica y malsana, que desembocará en la pérdida de confianza y peor aún en el descrédito de un esfuerzo tan valioso como el que ustedes hacen a través de este medio de comunicación.

En consecuencia, respetuosamente solicitamos que salgan del aire todo tipo de programas que como se dijo anteriormente, no guardan armonía con el propósito de la emisora. Les pedimos también que por favor busquen en alguna manera resarcir la desinformación entregada a los oyentes en estos espacios radiales y la ofensa causada a quienes confesamos sinceramente estas doctrinas en un espíritu pacífico. Agradeciendo de antemano el interés que sabemos prestarán a la presente, quedamos a sus órdenes y a la espera de sus comentarios sobre este asunto.

Sus servidores en la causa del Reino de Dios,

Cordialmente

FRATERNIDAD DE IGLESIAS BAUTISTAS

2 noviembre, 2012

UN HITO PARA LA Historia DE LA REFORMA EN COLOMBIA

En nuestro contexto, son pocos los sucesos en la historia de la iglesia contemporánea, que dejan una marca o punto de referencia especial. Si a lo anterior agregamos que no son muchas las iglesias en nuestro medio que buscan tener una identidad clara y definida con la iglesia histórica, es decir, aquella que afinca sus raíces en el movimiento apostólico del siglo primero, podríamos entonces pensar que son también exiguas las probabilidades que iglesias de corte bautista
reformado puedan dejar un precedente importante frente a la comunidad eclesiástica de Bogotá.

Sin embargo el pasado domingo, el último del mes de octubre, fuimos testigos de un evento que nos lleva a pensar, no con poca seguridad, que Dios está haciendo que “las ruedas de la reforma” estén avanzando, y aunque a nuestro entendimiento pareciera que se mueven lentamente, lo que si es cierto es que lo hacen de manera algo lenta pero segura. Esto lo podemos corroborar al ver como unas pocas iglesias bautistas reformadas, bajo la guía y ayuda del Señor, lograron convocar a un culto conmemorativo de la reforma protestante del siglo XVI, a un no despreciable número de alrededor de 500 asistentes, conformado no solamente por las iglesias bautistas organizadoras sino que entre los cuales se contaba con la presencia de pastores y miembros de comunidades que hasta hace poco no tenían ningún acercamiento a la ortodoxia reformada, pero que hoy día no solo simpatizan, sino que han sido inquietados por Dios, para identificarse con los distintivos bautistas reformados.

La historia de esta clase de servicios conmemorativos de la reforma protestante del siglo XVI aunque no es corta, si acusaba muchas limitaciones en sus inicios. Recuerdo que no hace menos de veinte años que se están celebrando dichos cultos, y aunque en algunos lustros contaron con la participación de otras iglesias reformadas, el número en principio no superaba los setenta o máximo ochenta asistentes. Este fue el común denominador por muchos años y a pesar de esto el Señor no permitió que se apagara en nuestros corazones aquél gozo y por sobretodo el ser fieles en el imperativo divino de agradecer y anunciar las grandes obras de Dios en la iglesia a todo hombre, en consecuencia mutuamente con los que compartimos la identidad reformada nos animábamos a perseverar en esto y algunos se unían al esfuerzo. Así fue como en los últimos años el número de participantes creció un poco más.

Pero este año debemos remarcar que Dios ha operado de manera especial y que lo que ha sucedido es algo que marca una nueva etapa en la historia de estos cultos conmemorativos, y si Dios lo quiere, también puede estar relacionado con una nueva etapa de la reforma de la iglesia en Colombia. Uno de los lemas reformados es el que se ajusta perfectamente al reconocimiento de lo que ha sucedido este año, se trata de “SOLI DEO GLORIA”, sí, sólo a Dios la gloria por lo que Él ha hecho y sabemos que Él hará para que sus obras se celebren y se conozcan en todo Su pueblo y de esta manera la iglesia identifique más fácilmente las sendas antiguas de las que no debe apartarse nunca.

-GUILLERMO GOMEZ

7 diciembre, 2011

¿EL CREYENTE DEBE BUSCAR ACUMULAR BIENES MATERIALES?

Introducción: la cultura moderna y posmoderna en el mundo, ha desarrollado un sistema de pensamiento caracterizado, entre otros distintivos por el hedonismo o búsqueda de placer, también por el relativismo en lo ético y moral y por el consumismo y materialismo.

Estos últimos esquemas de pensamiento, consumismo y materialismo- llegan a concebir al hombre como un ser cuyo valor y dignidad se encuentra determinado por lo que puede llegar a consumir y en consecuencia por los bienes materiales que puede acumular. “dime cuanto tienes y te diré quien eres”.

La iglesia establecida en medio del mundo, no a escapado de verse invadida por esta cultura mundana y ha tratado de cristianizar dicho pensamiento secular y ha desarrollado conceptos extremos, como que el pecado es sinónimo o causa de pobreza material y que el creyente está llamado a la prosperidad material la cual se traduce en acumulación de bienes temporales. En consecuencia hoy se habla en algunos púlpitos cristianos de la prosperidad material como evidencia de un cristianismo saludable. En la otra orilla de la cristiandad se encuentran los que buscan rechazar la cultura del mundo y su pensamiento y en consecuencia conciben la riqueza como sinónimo de pecado y a la pobreza como virtud cristiana. Pero también hay un sector de la cristiandad que busca mantener un equilibrio, que considero es el que mayormente hace justicia a la verdad bíblica.

Retomando el tenor de nuestro tema central a considerar en este artículo, advertimos que lo que era la antigua ética del trabajo desarrollada por el protestantismo evangélico del pasado, hoy ha sido reemplazado por la doctrina de la prosperidad. Hemos decidido que el consumo y consecuente abundancia de riquezas temporales es la voluntad de Dios para nuestros días.

El Dios mamón (riquezas materiales) sigue haciendo vibrar el corazón de la iglesia. Debemos preguntarnos qué opinión tenemos acerca del dinero fácil y de la acumulación de bienes materiales; ¿esta es la voluntad y propósito divino, es una bendición de Dios, es el cumplimiento de Su promesa de prosperidad para su Pueblo?

De tal manera que estos asuntos demandan una consideración seria y un discernimiento adecuado que nos permita como iglesia saber como debemos enfocar esta temática. Abordemos algunos temas que nos dan herramientas para alcanzar un criterio sobre el asunto.

LA BIBLIA Y LA PROPIEDAD PRIVADA

A través del devenir histórico de la iglesia, han surgido movimientos que propugnan por la práctica del comunismo, como norma para la iglesia en lo referente a posesión de bienes materiales (Hc.4:32). Una especie de distribución equitativa de los bienes materiales entre los miembros de la comunidad cristiana.

Debemos, pues, establecer si en verdad este es el modelo que recomienda Dios por su Palabra. Debemos establecer que tan legitimo o ilegítimo según la escritura es un modelo comunista. Para esto nos ayudará. Tener en cuenta otros temas que están relacionados.

EL TRABAJO.

El trabajo debe ser analizado desde la perspectiva bíblica.

  • Es una institución divina.
  • Es una bendición no una maldición. Las espinas y el sudor son la maldición no el trabajo en sí. A través del trabajo el hombre puede glorificar a Dios reflejando la gloria de sus atributos.
  • El trabajo produce fruto que el hombre tiene derecho a disfrutar. Ecl. 5:18,19.
  • El trabajo es un mandato explicito en los dos testamentos. Ex.20:9; 2 Ts.3:12.

Con esto en mente, podemos identificar una relación existente entre el trabajo y la propiedad privada. Siendo el trabajo una institución divina y teniendo la realización santa del mismo una recompensa o fruto del trabajo, el cual debe considerarse como una posesión material legítima y personal, concluimos entonces que la propiedad privada no es contraria a los principios y valores que Dios ha establecido.

No vemos en la Escritura que la propiedad privada sea prohibida o condenada aún después de la caída (Gn.4:3,4). El primer acto litúrgico consiste en el ofrecimiento de lo que a cada cual le pertenecía, según el fruto que cada cual había recibido de su trabajo.

Si analizamos la ley moral de los 10 mandamientos observaremos que la propiedad privada se encuentra explicita en algunos mandamientos como los relacionados con el robo y la codicia.

– Las ofrendas a Dios tanto en el A.T. como en el nuevo, pierden prácticamente todo sentido si se niega la legitimidad de la propiedad privada.

– Toda propiedad es responsable ante la propiedad divina, mas esto no niega la propiedad privada.

LA ACUMULACIÓN DE BIENES.

Los conceptos de trabajo y propiedad privada, han quedado establecidos como legítimos, pero esto nos plantea el problema de la acumulación de bienes materiales o riqueza.

¿Podemos ganar más y retener más de lo que necesitamos para cubrir nuestras necesidades básicas?

– La Escritura es clara en las maneras lícitas como debe obtenerse, lo hace de manera negativa al prohibir la extorsión, la explotación del pobre, el soborno, fraude, etc.

– La escritura también presenta la riqueza como una providencia divina. Ecl.5:19. “Dios es quien enriquece y empobrece” 1Sam.2:7. por esta razón la codicia es un pecado doble, puesto que no está aceptando la voluntad soberana de Dios, quien reparte soberanamente a cada cual como Él sabiamente lo determina.

– Encontramos hombres ricos y dignos de honra tanto en el A.T. como en el Nuevo Testamento.

– Las bendiciones patriarcales incluyen abundancia de bienes materiales.

Si esto es así, aunque la Biblia no es un texto de economía, es muy importante tener en cuenta que además establece principios básicos, que se han denominado como la mayordomía de los bienes materiales. Esto implica que el hombre es responsable, ante Dios, por lo que hace con lo que recibe de Su mano. No es llamado a liquidar sus riquezas para repartirlas sino a invertirlas y utilizarlas conforme a lo que Dios indica. La característica de la economía cristiana no es el comunismo sino la mayordomía ajustada a los principios y valores bíblicos. Estos valores incluyen equidad, industriosidad y compasión o benevolencia y generosidad.

CONCLUSIONES.

1- Los bienes materiales no son intrínsecamente malos. No hay lugar para el ascetismo ni monasticismo radicales en la iglesia, como tampoco lo hay para procurar enriquecerse como meta de nuestra existencia en la tierra como hijos de Dios y en consecuencia buscar hacerlo a toda costa.

2- Existe el derecho a la propiedad privada como fruto del trabajo honesto, el cual debe ejercerse bajo honestidad y diligencia.

3- El trabajo no tiene como fin ultimo enriquecernos, sino glorificar a Dios a través de nuestras labores. Por lo cual debemos con responsabilidad, entregar un día de trabajo honesto a Dios de cada siete.

4- La abundancia de bienes materiales obedece a la providencia divina por lo que no debemos atentar contra las riquezas de los demás o codiciarlas, ni traspasar lo principios bíblicos. La piedad y crecimiento espiritual, así como la impiedad y el pecado no determinan ni la riqueza ni la pobreza. Todos los creyentes no son llamados a ser ricos materialmente.

4- Debemos interesarnos por los necesitados con el mismo interés que Dios lo hace, no solo por la vía de la caridad sino trabajando y procurando combatir las estructuras que esclavizan, oprimen y explotan.

5- Cada vez que tomamos una decisión sobre como usar los bienes materiales hemos hecho una decisión ética, la cual toca con valores y principios escriturales.

Por: Guillermo Gómez