Archive for ‘Antonio Orjuela’

6 diciembre, 2012

Carta a la emisora BBN radio

Señores:
EMISORA BBN RADIO.

Apreciados hermanos:

Les saludamos cordialmente en el espíritu cristiano. Queremos mediante esta carta hacer un respetuoso pero serio llamado a la reflexión, acerca de qué tanto todos los programas que salen al aire son consecuentes con el propósito, que según se afirma en las páginas web de esta cadena radial, para el cual fue creada esta emisora.

Si el propósito principal es dar a conocer el evangelio mediante una cuidadosa divulgación y enseñanza de la Palabra de Dios, entonces consideramos que programas que se dedican a criticar y ridiculizar de manera liviana, irresponsable, indocta y sin la mínima compasión cristiana ciertas corrientes teológicas del cristianismo histórico, no están haciendo justicia a la razón de ser de una emisora que hemos admirado, recomendado y apoyado a través de los años por su seriedad en el tratamiento de los diversos temas.

Puntualmente nos referimos al programa “SEMILLAS AL AIRE” de Raúl Ferrer de las nueve y media de la mañana, donde de manera muy superficial y burda se está pretendiendo socavar con falacias (Esto, porque los conceptos que el Sr. Ferrer cita como calvinismo, es una malformación de lo que realmente creemos y no corresponde en su totalidad sino a una edición propia que él hace del cristianismo reformado histórico.) las grandes verdades bíblicas que fueron expuestas nuevamente a la luz en el siglo XVI y sostenidas por las iglesias históricas bautistas y presbiterianas, las cuales fueron el instrumento a través del cual Dios reformó a su iglesia, sacándola de la oscuridad y superstición pagana en que se encontraba inmersa durante siglos. Y no solo esto, sino que bajo la bendición de Dios estas mismas doctrinas llamadas calvinistas, juiciosamente proclamadas y bien trazadas generaron genuinos avivamientos que dieron como fruto la transformación del orden religioso, social y político de su época. Deliberadamente se está ignorando que estás grandes doctrinas de la reforma fueron sostenidas y proclamadas por otros grandes siervos de Dios, que han sido ampliamente reconocidos por su sana ortodoxia bíblica como Juan Nox, Juan Bunyan, John Newton, Mathew Henry, George Whitefield el gran teólogo americano Jonathan Edwards, Carlos Spurgeon, James P. Boyce, Basil Manly, John A. Broadus, B. H. Carroll, William Carey, Adoniram Judson, Luther Rice y una basta pléyade de exponentes de estas grandes doctrinas, por lo que sería, por decir lo menos, poco inteligente, desconsiderado y osado insinuar que fueron predicadores de doctrinas sospechosas, poco confiables y de tinte herético y así convertirlos de un plumazo en grandes heresiarcas. Por lo anterior entiéndase también que toda comunidad cristiana bíblica encuentra en estas iglesias y doctrinas sus raíces, siendo sus deudores todos aquellos que nos consideramos parte del cristianismo evangélico y bíblico. Por tal razón consideramos que un programa de esta naturaleza no hace justicia a la edificación de la iglesia que Dios está conduciendo a través de los siglos.

Así pues, vemos con gran preocupación que un trabajo de tanta excelencia como el que busca realizar esta emisora, esté deslizándose por un sendero que conduce a la controversia y crítica cáustica y malsana, que desembocará en la pérdida de confianza y peor aún en el descrédito de un esfuerzo tan valioso como el que ustedes hacen a través de este medio de comunicación.

En consecuencia, respetuosamente solicitamos que salgan del aire todo tipo de programas que como se dijo anteriormente, no guardan armonía con el propósito de la emisora. Les pedimos también que por favor busquen en alguna manera resarcir la desinformación entregada a los oyentes en estos espacios radiales y la ofensa causada a quienes confesamos sinceramente estas doctrinas en un espíritu pacífico. Agradeciendo de antemano el interés que sabemos prestarán a la presente, quedamos a sus órdenes y a la espera de sus comentarios sobre este asunto.

Sus servidores en la causa del Reino de Dios,

Cordialmente

FRATERNIDAD DE IGLESIAS BAUTISTAS

4 noviembre, 2011

Celebración de la Reforma

OCTUBRE 30 DE 2011 CULTO UNIDO (I.REDENTOR).

Hoy hace 494 años, el 31 de octubre de 1517, Martin Lutero en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenbergh, publico sus memorable 95 tesis, en contra de la venta de las indulgencias papales que daban una remisión plena de toda pena temporal, no solamente para los vivos, sino también para sus familiares muertos que estaban sufriendo las penas del purgatorio por no haber cumplido en su vida con todas las obras penitenciales debidas. Este documento, fue el florero de Llorente, que dio oficialmente origen e impulso a la Reforma protestante, por eta razón este día, el 31 de octubre de 1517 ha pasado a la historia como el día de la Reforma.

Y hoy nosotros en conmemoración de este hecho histórico y como iglesias reformadas que somos, debemos aprovechar para reflexionar, una vez más, en el significado de la Reforma. Esto con el propósito de afianzarnos aun más en el espíritu de la Reforma.

La reforma enfatiza la gloria absoluta de Dios, porque como señala la misma palabra de Dios: “Porque de él, y por él, y para él son todas las cosas. A él sea lo gloria por los siglos. Amén” Rom. 11:36. Esta preocupación fundamental de la Reforma por la gloria de Dios, es porque los reformadores tomaron muy en serio y consistentemente el primer mandamiento: “Yo soy Jehová tu Dios,… No tendrás dioses ajenos delante de mí.” Ex. 20:2-3

Los reformadores en cabeza de Lutero, se oponían radicalmente a toda forma de piedad, de practica espiritual que pusiera algo o alguien primero que Dios, o a la par con Dios (El papa, la iglesia, las indulgencias que concedía el papa). Y esta actitud resultaba porque la reforma se tomo muy enserio la revelación de Dios en las sagradas escrituras, de ahí que la reforma es un movimiento esencialmente bíblico.

Como el enfoque principal o punto de partida de la reforma fue la gloria de Dios, entonces a la par con su preocupación por la gloria de Dios, defendió también la autoridad absoluta de las sagradas Escrituras; de ahí que uno de los lemas que identifica a la Reforma “Sola Escritura”

Y fue precisamente este principio de la autoridad absoluta de las Sagradas Escrituras que determino desde un principio el curso del conflicto con Roma. (Como Lutero insisto en la autoridad absoluta de la Biblia fue inevitable la división.) Cuando a Lutero se le reconvino que sus opiniones contra las indulgencias (manifestadas en sus 95 tesis), estaban en contra de la enseñanza de la iglesia definida por una bula papal, Lutero respondió así: “La autoridad de las Escrituras está por encima de la autoridad del papa y que aun los concilios de la iglesia son falibles, que por lo tanto su unica autoridad eran las Sagradas Escrituras”.

Este principio de la autoridad de las Sagradas Escrituras llevo a la Reforma a rechazar todo aquello que se quería poner por encima o al mismo nivel de las Sagrada Escrituras como era la tradición de la iglesia, lo doctrina de la iglesia y la autoridad del papa.

Esto no significa que los reformadores desconocieran radicalmente la tradición y la doctrina de la iglesia. Los reformadores apreciaban, respetaban profundamente a los padres de la Iglesia, todos aquellos teólogos pos apostólicos que hicieron un aporte importante para la comprensión de la doctrina bíblica y desarrollo teológico. Pero declaraban que todo lo que los padres de la iglesia dijeron debía ser medido por la luz de la Sagrada Escritura.

La reforma en su prioridad por la gloria de Dios se preocupó por dar un testimonio claro de lo que constituye la máxima y ultima autoridad, así como la finalidad de todo. ¿Cuál es la autoridad ultima? ¿cuál es la finalidad de todo? El Dios trino: Porque de él, y por él, y para él son todas las cosas. A él sea lo gloria por los siglos. Amén” Rom. 11:36

Y lo que la Reforma hizo para poder honrar a Dios de verdad, para dar toda la gloria a él, fue volver a la autoridad de las Sagradas Escrituras, ponerlas en su lugar preponderante, de ahí el principio básico que identifica a la reforma “Sola Escritura”
La advertencia del mismo apóstol Pablo (E.S.) en este sentido: “Mas si aun nosotros, o un ángel, os anunciare un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema” Gal 1:8

Aplicación: Nosotros como herederos, beneficiarios de la reforma que semos tenemos la gran responsabilidad, de escudriñar la escrituras, de someternos a la escrituras, que estas sean nuestra regla de fe y norma de conducta, para que de verdad podamos glorificar a Dios.

-Antonio Orjuela