Posturas Proféticas Escatológicas: El Dispensacionalismo

En el tema de las posturas proféticas escatológicas que nombrábamos y clasificábamos en la entrada anterior, afirmábamos que al menos cuatro de ellas son las más representativas. Y deseamos dirigir nuestra atención a la postura más nueva en la historia de la Iglesia que a su vez representa lo que la mayoría de las iglesias cristianan sostienen en la actualidad.

Será oportuno advertir que la historia del dispensacionalismo y sus posturas tienen más detalles que el lector interesado en el tema puede indagar, aquí presentaremos a nivel muy general y en resumen, lo que se conoce como dispensacionalismo.

Los elementos iniciales del Dispensacionalismo fueron evolucionando con el correr del tiempo y llegó a difundirse y ser ampliamente aceptado, entre otros elementos, por la Biblia comentada de Scofield. También es necesario advertir que aun cuando en la actualidad no hay una sola forma de dispensacionalismo, lo que les identifica en forma general es: La venida de Cristo dividida en dos (¿tres o cuatro?) etapas, un reino Mesiánico de mil años literales y la distinción radical entre Israel y la Iglesia.

Así el dispensacionalismo enfatiza que Dios ha tratado con el hombre de diversas maneras y en diversas dispensaciones, entendiendo dispensación como un periodo de tiempo durante el cual el hombre es probado con respecto a la obediencia en alguna revelación especifica de la voluntad de Dios.

Según el punto de vista dispensacional de las últimas cosas, Dios tiene dos planes paralelos, uno con la nación judía y el otro con los gentiles y la iglesia. Los designios de Dios para Israel han quedado en un paréntesis o un standby desde que ese pueblo rechazó al Mesías y le llevó a la muerte, lo que ha dado lugar a la dispensación de la iglesia. Es decir, mientras que ese Israel disperso sigue su historia, Dios se enfoca en la Iglesia, por lo que se llama al periodo actual, la era o dispensación de la Iglesia. Así, los planes de la segunda venida de Cristo van dirigidos a la iglesia primeramente y luego el Señor se encargará de la nación judía.

El Dispensacionalismo afirma que al final de los tiempos, la venida del Señor tiene dos fases. En la primera el Señor aparecerá en las nubes y raptará secretamente a la Iglesia sacándola del mundo antes de la Gran Tribulación. Mientras que la iglesia arrebatada participa de las Bodas del cordero por siete años en el cielo, en la tierra se dará el reino del Anticristo durante el cual algunos serán martirizados por su fe. Al cabo de esos siete años se presentará la batalla del Armagedón y Cristo aparecerá (¿Por tercera vez?) con su iglesia para derrotar al Anticristo y sus huestes y para separar las ovejas de los cabritos.

Inmediatamente da paso (al terminase el paréntesis) al cumplimiento final de todas las profecías relativas a Israel, pues empieza un reino milenario, donde el remanente creyente de Israel que estuviera vivo para esta segunda (¿tercera?) venida de Cristo y la iglesia con cuerpos no glorificados, inaugurarán el reino milenario de Cristo. En este milenio literal los judíos que crean en Cristo serán salvos (pese a que el Espíritu Santo ha sido quitado de la tierra en el arrebatamiento), y por mil años los judíos reinarán sobre todos los pueblos de la tierra.

Un poco antes de terminarse los mil años, Satanás que había sido atado en los siete años, será desatado y reunirá a los pueblos incrédulos para la rebelión final. Allí serán destruidos por la tercera (¿cuarta?) aparición de Cristo y posteriormente vendrá el Gran Juicio Final y de allí en adelante la eternidad.

Conclusión

El Dispensacionalismo es un sistema que deja bastantes dudas. Pero quizá algunas de las más difíciles de aceptar es que, para mantenerse, tienen que revisar su lenguaje para no hacer parecer que no solo la segunda venida de Cristo se presentará en dos fases sino hasta tres y cuatro según el lenguaje que se use. Es inevitable llegar a esta conclusión que se aleja de la sencillez bíblica con respecto a la segunda venida de Cristo.

Además, mucho de su estructura se mantiene en pie bajo la premisa que los propósitos de Dios hacia Israel y la Iglesia son distintos y radicalmente separados, tanto que el uno no se mete con el otro. Así que, si se lograra rebatir este punto, el dispensacionalismo se derrumbaría. Lo difícil de entender es que la Biblia no guarda silencio al respecto y muchos de los dispensacionalistas solo asumen como cierto lo que han aprendido y no se han dado a la tarea de dirigirse bíblicamente sobre el particular.

De esta manera, el dispensacionalismo que es premilenial (Creen que la segunda venida de Cristo será antes del milenio) y pretribulacional (Creen que la segunda venida de Cristo es antes de la Gran Tribulación) no pasa el escrutinio fiel de la Palabra de Dios y debe ser altamente revisada por aquel que desee entender la revelación Bíblica escatológica.

P. Jorge Castañeda

Anuncios

4 comentarios to “Posturas Proféticas Escatológicas: El Dispensacionalismo”

  1. Buenas noches hermano Jorge Castañeda.
    Soy Arlington Vaca de la iglesia cristiana gracia y amor.
    Fui a una iglesia Bautista fundamental durante 10 años donde me enseñaban en la doctrina dispensacionalista; además que asistí a un seminario bautista fundamental durante unos 2 años y conocí a grandes expositores dispensacionalistas tales como Evis Carballosa entre otros.
    Por la gracia de Dios conocí las doctrinas reformadas primero el calvinismo y luego la teología del pacto; y por último adopté la escatología amilenial, y con esto dejé a un lado las doctrinas dispensacionalistas.
    Sin embargo debo decir que hay algunas imprecisiones en este artículo.
    Si bien las visiones de Margareth MacDonald sí existieron, los orígenes de esta escatología no provienen de ahí. Esto es importante porque si les decimos estas cosas a los dispensacionalistas; simplemente no nos tomarían en serio, puesto que su sistema es completamente bíblico; aunque por supuesto no lo comparto; sus bases son bíblicas. La mayoría de de ellos desconocen los orígenes de sus doctrinas; pero ellos jamás dirían honestamente que creen lo que unas visiones de una jovencita vió. Eso sería algo totalmente contrario a sus posiciones en cuanto a los dones (hablando del fundamentalismo) por ejemplo. Ellos argumentan siempre desde la Biblia hasta tal punto de llegar a decir que si somos consistentemente literales con la Biblia, llegaremos al dispensacionalismo; cosa que discrepo con ellos; pero que ellos dicen defender.
    Los orígenes de esa escatología se encuentran en la iglesia católica romana con Francisco Ribera; un jesuita quien militó en la contrarreforma escribiendo al respecto y quien es conocido como el padre del futurismo. Estas doctrinas siguieron desarrollándose y luego terminó siendo una doctrina protestante.
    Todo este desarrollo lo podemos encontrar en los escritos del historiador de la iglesia Robert Caringola y en forma resumida en el siguiente blog:
    http://caesararevalo.blogspot.com/2012/11/el-rapto-secreto-una-historia-secreta.html
    Muchas gracias y espero que esto sea de bendición a su vida.
    Nos vemos el domingo.
    Dios le bendiga.

  2. Bien dicho, Arlington.

  3. Saludos hermano
    Gracias por escribir.
    Aunque ciertamente las doctrinas dispensacionales no las hace incorrectas su procedencia en sí, si sus interpretaciones bíblicas.
    Sin embargo habría que mirar las razones que alega Dave MacPherson para señalar así la relación entre Dispensacionalismo y las visiones de Margaret, asunto que señala José Grau en su Libro: Curso de Formación Teológica Evangelica de Escatologia.
    Sin embargo como podrá ver, no es mi punto.
    Gracias de nuevo.

  4. Buenas noches. Muchas gracias por esta explicación. En la biblia se debe entender los mil años como un símbolo de eternidad. El Reino de Cristo es Eterno. El Señor afirmó después de su resurrección: “Todo poder me ha sido dado en el cielo y en la tierra” por tanto id… El problema es asentar una doctrina en una figura, en sombras o en símbolos. Las doctrinas dispensacionales son bíblicas, pero mal interpretadas como usted dice, puesto que se toman textos aislados para fundamentar algo. La biblia dice: La suma de tu palabra es verdad (Salmo 119:160). No se pueden sacar textos de su contexto para establecer una doctrina. De esto hay mucho que hablar. Espero haberme dado a entender. Cristo Reina por los siglos de los siglos, Amén!. Su Reino es un Reino que Nunca tendrá fin. Bendiciones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: