UN HITO PARA LA Historia DE LA REFORMA EN COLOMBIA

En nuestro contexto, son pocos los sucesos en la historia de la iglesia contemporánea, que dejan una marca o punto de referencia especial. Si a lo anterior agregamos que no son muchas las iglesias en nuestro medio que buscan tener una identidad clara y definida con la iglesia histórica, es decir, aquella que afinca sus raíces en el movimiento apostólico del siglo primero, podríamos entonces pensar que son también exiguas las probabilidades que iglesias de corte bautista
reformado puedan dejar un precedente importante frente a la comunidad eclesiástica de Bogotá.

Sin embargo el pasado domingo, el último del mes de octubre, fuimos testigos de un evento que nos lleva a pensar, no con poca seguridad, que Dios está haciendo que “las ruedas de la reforma” estén avanzando, y aunque a nuestro entendimiento pareciera que se mueven lentamente, lo que si es cierto es que lo hacen de manera algo lenta pero segura. Esto lo podemos corroborar al ver como unas pocas iglesias bautistas reformadas, bajo la guía y ayuda del Señor, lograron convocar a un culto conmemorativo de la reforma protestante del siglo XVI, a un no despreciable número de alrededor de 500 asistentes, conformado no solamente por las iglesias bautistas organizadoras sino que entre los cuales se contaba con la presencia de pastores y miembros de comunidades que hasta hace poco no tenían ningún acercamiento a la ortodoxia reformada, pero que hoy día no solo simpatizan, sino que han sido inquietados por Dios, para identificarse con los distintivos bautistas reformados.

La historia de esta clase de servicios conmemorativos de la reforma protestante del siglo XVI aunque no es corta, si acusaba muchas limitaciones en sus inicios. Recuerdo que no hace menos de veinte años que se están celebrando dichos cultos, y aunque en algunos lustros contaron con la participación de otras iglesias reformadas, el número en principio no superaba los setenta o máximo ochenta asistentes. Este fue el común denominador por muchos años y a pesar de esto el Señor no permitió que se apagara en nuestros corazones aquél gozo y por sobretodo el ser fieles en el imperativo divino de agradecer y anunciar las grandes obras de Dios en la iglesia a todo hombre, en consecuencia mutuamente con los que compartimos la identidad reformada nos animábamos a perseverar en esto y algunos se unían al esfuerzo. Así fue como en los últimos años el número de participantes creció un poco más.

Pero este año debemos remarcar que Dios ha operado de manera especial y que lo que ha sucedido es algo que marca una nueva etapa en la historia de estos cultos conmemorativos, y si Dios lo quiere, también puede estar relacionado con una nueva etapa de la reforma de la iglesia en Colombia. Uno de los lemas reformados es el que se ajusta perfectamente al reconocimiento de lo que ha sucedido este año, se trata de “SOLI DEO GLORIA”, sí, sólo a Dios la gloria por lo que Él ha hecho y sabemos que Él hará para que sus obras se celebren y se conozcan en todo Su pueblo y de esta manera la iglesia identifique más fácilmente las sendas antiguas de las que no debe apartarse nunca.

-GUILLERMO GOMEZ

Anuncios

5 comentarios to “UN HITO PARA LA Historia DE LA REFORMA EN COLOMBIA”

  1. Apreciado hermano Guillermo,

    Cuánta alegría inunda los corazones de los bautistas reformados en Medellín al enterarnos de la gran obra del Señor en pro de la reforma bogotana.
    Espero me permitas usar este corto escrito en el ensayo que estoy escribiendo sobre Historia de las iglesias bautistas reformadas en Colombia.

    Tu servidor en Cristo,

    Julio C. Benítez

  2. Que buena noticia! el saber que Dios está llamando a muchos bogotanos a retomar las verdades de la Iglesia primitiva, verdades cuyo fundamento es seguro en el testimonio de cristo en el testimonio apostólico, y del espíritu santo.

  3. Amados hermanos,

    Al escuchar tan agradable noticia, quiero compartirles que hace unos meses estuve conversando con un pastor reformado quien compartió el día de la reforma junto a ustedes, acerca, de la bendición que ha sido la médula teológica y aunque el me decía que no se veía mucho fruto por algunos hermanos que no habían continuado en ella y por otros que en principio no comparten con ustedes de manera fraternal, yo le decía, que el fundamento esta en ellos y soy un fruto del mismo, por lo cual, aunque ausente, estoy conectado de muchas maneras y particularmente, como yo, creanme que hay mas que comparten las enseñanzas, los cuales ustedes aun no conocen.

    Los lineamientos de la iglesia histórica, si estan dando frutos cada día y no solo los que compartieron el día domingo son fruto de ello, sino, nosotros, los que no nos vemos y trabajamos compartiendo estas maravillosas enseñanzas a quien Dios, en su gracia poderosa, nos ponga en el camino.

    Dios los bendiga y siga levantando.

    Gracias por enseñarnos.

    Harold Mendoza

  4. que buena labor que Dios siga obrando en bogota me anima mucho ver como hay unidad y crecimiento en las iglesias reformadas.

  5. No se por que, pero no me alegra, siento que se esta pensando en el crecimiento de las iglesias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: