Devocional Diario Privado (3)

En la última entrada advertimos ciertos peligros que nos llegarán cuando andemos en la lucha de establecer y vivificar nuestro tiempo devocional con Dios. Advertíamos del peligro de tomarlo mecánicamente o como una formula ‘mágica’. Del peligro del legalismo o la conformidad con poco. Así como advertíamos de las tentaciones al desanimo y a ese gran peligro de apoyarnos en las devociones privadas como la razón por la que Dios nos escucha y no el sacrificio perfecto de Cristo.

Pero ahora pasemos al asunto en sí mismo, del devocional diario personal y cada uno de sus elementos:

EN QUÉ CONSISTE EL DEVOCIONAL DIARIO PERSONAL

Consiste en exponerse completamente, con toda la vida consciente al Señorío de Cristo para incrementar su conocimiento, devoción, dependencia y amor por Él. Para ello Dios mismo nos ha provisto la manera de poderlo hacer con los elementos que son eficaces para tal fin. Vamos a hablar del devocional del tiempo donde Dios nos habla, nosotros meditamos seriamente en lo que nos dijo y nos comunicamos con toda sinceridad a Él.

El tiempo donde Dios nos habla y nos somete a su voluntad por su Palabra

Es en el devocional uno de los principales momentos donde nosotros conocemos a Dios. Pero este conocimiento no es alguna impresión mística, subjetiva que nos venga por la percepción sensorial de algún asunto que nos parece que es Dios. La verdad es que Dios se ha revelado en su Palabra, la Biblia y precisamente es allí donde al acercarnos a ella, podemos conocerle, podemos conocer qué es lo que quiere de nosotros, podemos saber de sus planes y de nuestro papel en medio de ellos. Es con la Palabra escrita que Dios nos guía y ejerce su señorío sobre nosotros, es decir, nos gobierna.

Es por eso que el creyente debe leer con entendimiento la Biblia, esforzarse por interpretarla correctamente, pedir ayuda a Dios para que su mensaje sea claro a la mente. No solo Dios nos comunica que es lo que debemos hacer sino que muchas veces el mensaje de Dios es con respecto a cómo debemos pensar de una u otra cosa. El mansaje de Dios a veces va dirigido a enseñarnos algo sobre nuestros afectos sobre algo o a la consideración a un aspecto de su propia Persona.

Algunos creyentes no entienden que no todas las veces Dios les dice: Ve y haz. Debemos saber que en otras ocasiones Dios nos dice: ¡Conóceme! O ¡Piensa así! O tal vez ¡Ni siquiera sientas eso! Es menester dejar el afán de forzar la Biblia para que nos hable a lo que nosotros pensamos necesitar y dejar que ella nos hable a lo que realmente necesitamos. Y ¿Sabe que es lo que realmente necesitamos? Toda su Palabra, toda (Mt.4:4).

Por ello aconsejo usar un buen método de lectura bíblica. Use el que más le aproveche. Hay demasiados que puedes encontrar y otros tu mismo los puedes hacer. Pero lo aconsejo por nuestra tendencia a solo leer ciertos libros o desechar partes importantes del Antiguo Testamento y perder así la riqueza de toda la Palabra de Dios. Debemos aprender a conocer a Dios en la ley, en la historia, en la poesía y en la profecía así como en las epístolas y evangelios. El creyente debe saber todo el consejo de Dios tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Además, que hay un beneficio extra: nuestra carne no tendrá la excusa de pensar ¿Qué leo hoy? Y tener una excusa para posponerlo para mañana.

Cada cual debe aprender a conocerse y saber cómo responde mejor. Creo que sería un buen propósito a seguir el poder leer la Biblia una vez cada año o cada año y medio. Pero recuerde que es devoción y el propósito es someterse al señorío de Cristo por su Palabra. Es conocer para amar y servir. Es conocer para santidad y piedad, para tener un corazón más dispuesto y encendido a Dios y su reino. Tal vez ayude un cuaderno donde apuntes dos o tres pensamientos de tu lectura. Hazlo brevemente y así tendrás cosas concretas de utilidad de haber leído la Biblia y asuntos concretos para el siguiente punto.

P. Jorge Castañeda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: