Daniel 9

En este capítulo tenemos la gran oración de Daniel: su confesión de los pecados del pueblo de Dios y su petición que Dios sea misericordioso.

¿Donde comienza? Con los años de castigo predichos por Jeremías. 70 años fueron decretados en cautiverio para humillar al pueblo de Dios. Daniel reconoce que no ha habido humillación ni arrepentimiento; él se humilla, él confiesa, él expresa arrepentimiento por los pecados de los suyos, él se identifica y busca cumplir así los propósitos de Dios para ese tiempo.

Tanto la teología propia—doctrina de Dios—como la hamartiología son sabiamente usadas por este hombre piadoso. Cuán grandes lecciones acerca de como orar bien, como pedir según el carácter y la voluntad de Dios y como orar a base de la verdad, hay en este texto.

Daniel empieza alabando a Dios por su justicia, por cumplir con su pacto, por su fidelidad. ¿Qué hecho de fidelidad y justicia celebra Daniel? Cuando Dios castigó a su pueblo según lo había acordado hacer en el pacto que leemos en Deuteronomio. Es el cumplimiento del castigo de este pacto del cual trata el profeta Jeremías.

Daniel sigue confesando pecado, admitiendo la justicia de Dios en castigar y reconociendo que su pueblo lo merece. Y Daniel no se excluye: la calamidad que ocurrió en Jerusalén en su juventud y su vida de exilio no lo han dejado resentido. No se queja pero reconoce que el castigo que cayó sobre Jerusalén y le cambió a él la vida fue merecido. Él no dice que no es justo que el pecado de sus antepasados tenga consecuencias para él. Toma la ocasión para expresar su arrepentimiento, confesar el pecado de su pueblo y humillarse ante Dios.

Daniel es noble como pocos de nosotros lo somos y por eso fue un hombre extraordinario. Pero esa nobleza nace de circunstancias adversas. ¿Tienes desventajas, circunstancias que te parecen injustas? Da gracias a Dios y pórtate como él quiere. No te quejes; más bien propone en tu corazón ser fiel a Dios, pase lo que pase. Dios tiene sus propósitos en tu vida, como los tuvo para Daniel.

Regresando al texto, continúa Daniel la oración y empieza a sonar una nota nueva. Daniel ha hablado de quien es Dios y de como él es justo. Es la base de su confesión y su humillación. Empieza a hablar otra vez de quien es Dios pero ahora es la base de su petición. Sabe que Dios es misericordioso, sabe que nadie merece esa misericordia pero pide que Dios haga misericordia. Pide, además, que Dios haga justicia. ¿Cómo es justo que por nosotros—dice Daniel—tú, Oh Dios, seas deshonrado, tu pueblo esté en cautiverio y tu santa ciudad se encuentre en ruinas? Y Daniel sabe que ni él ni su pueblo tienen méritos pero pide por los méritos de Dios mismo. Es una oración muy cristiana aunque fue hecha siglos antes de que viniera Cristo. Todo esto nos muestra que Cristo siempre ha sido y es la única esperanza de su pueblo.

Finalmente Dios envía respuesta: viene Gabriel a contarle a Daniel lo que hará Dios para solucionar el pecado de su pueblo. ¿Cómo será él fiel a su pueblo y a su santa ciudad? Mandará quien confirme el pacto de gracia en Jerusalén. ¿Cuál es la respuesta a la confesión del pecado? Uno vendrá, quien pueda expiar el pecado y ponga fin al pecado en la vida del pueblo de Dios.

Esos setenta sietes (semana en Hebreo es lo mismo que decir siete) que Gabriel muestra a Daniel, son un paralelo a los 70 años del cautiverio. Así como Dios usó 70 años de cautiverio, él también da un periodo de tiempo más largo, pero medido, en el cual dará la solución que espera su pueblo.

Las semanas de Daniel se han cumplido ya. En el último siete de los setenta vemos que murió el Mesías, quitó el sacrificio y la ofrenda del antiguo pacto y confirmó el pacto de gracia.

-Joel Zartman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: