EL CORAZÓN PASTORAL

Algunos hermanos luchan con sus pastores, muchas veces los ven casi que como sus enemigos, a veces los pastores son como la piedra en el zapato de muchos hermanos y esto básicamente en razón de la labor que hay que hacer con la iglesia, a veces nos olvidamos que el Señor Jesús vino a librar, a salvar a su pueblo de sus pecados y por lo tanto una de las tareas del ministro es ayudar a los hermanos a dejar sus pecados, a arrancar sus pecados, a santificarse, en ese proceso los pastores enseñan, exhortan, le suplican a los hermanos que dejen sus pecados, oran por ellos, y en otras ocasiones tienen que usar la vara, tienen que pararse firme frente a los hermanos, tienen que apuntar hacia el error, tienen que ser fuertes y decir “así no es hermanos” y, al pararse firmes muchas veces son tratados de duros, faltos de amor, y otras cosas, pero nada más lejos de la realidad. Los pastores de Jesucristo aman sus ovejas, están dispuestos a todo por ellas, y sufren mucho porque tienen un corazón pastoral.

Quiero resaltar la obra del profeta Samuel, es un tema que no puede pasar desapercibido ante nuestros ojos, y le he llamado el corazón pastoral de Samuel porque en estos versos podemos ver ese corazón que tenia este hombre.

En 1 Samuel 15:11 y 12 Lo primero que vemos aquí es que Samuel esta en otro lado no sabe que está pasando en la guerra, y Dios le habla y le dice Dios le dice que Saúl es un desobediente, que no quiso oír su voz, que no hizo caso.

Y vemos aquí hermanos, que Samuel se entristeció, y fue tal la condición en la que estaba que dice: Y se apesadumbró Samuel, y clamó a Jehová toda aquella noche. Toda esa noche el paso orando hermanos, no sabemos qué dijo, no sabemos cuáles fueron sus palabras pero de seguro que estaba intercediendo por Saúl. Luego al otro día madrugo a ir a ver al rey, está preocupado por este asunto, no está tranquilo, no durmió y además madrugo a ver qué está pasando.

Está muy preocupado pero noten que cuando esta frente a Saúl no lo consiente, no consiente su maldad, Samuel se para del lado de Dios, a reclamarle a Saúl, sin embargo su corazón esta entristecido por Saúl, toma una posición correcta, le muestra a Saúl que está muy mal lo que ha hecho, le declara la palabra de Dios, le dice que Dios lo rechazo, que le va a ir mal y al mismo tiempo el corazón de Samuel esta triste por Saúl. Porque muchos hermanos cuando sus pastores los reprenden los ven como sus enemigos, pero por dentro están sufriendo por ellos.

1 Samuel 15:35… y Samuel lloraba a Saúl; Noten hermanos que dice lloraba Samuel, no lloro un día, esta es una palabra que nos muestra una acción continua, lloraba Samuel a Saúl. Lloraba continuamente, lloraba día y noche a Saúl, No lo volvió a ver porque como Dios lo rechazo Samuel toma la actitud que debe tomar.

Vean por ejemplo 1 Corintios 5:11 Cuando una persona persiste en su pecado dentro de la iglesia y hay que excomulgarla Pablo dice no se junten con esa persona, ni siquiera coman con esa persona y así debe ser, si una persona llamándose cristiana vive en oposición a Dios, ofendiendo a Dios y no se corrige, no hace caso, se excomulga y la relación con esa persona debe cambiar. (Para que reconozca su error)

Eso paso con Samuel, Dios desecho a Saúl por lo tanto nunca más Samuel lo volvió a ver, nunca lo busco, nunca hablo mas con él, porque Dios lo desecho por completo, pero hermanos todos los días, día y noche Samuel lloraba a Saúl, Samuel sabia qué le esperaba a Saúl, ni siquiera Saúl mismo sabia que le esperaba por su maldad, por su pecado, pero Samuel más que nadie lo sabe, el hombre de Dios el que le predicaba la palabra, el que hablaba las palabras de Dios el si sabía lo que le esperaba a Saúl y lo lloraba día y noche, triste por esa persona. Porque los pastores sufren por sus ovejas, aunque le dan con la vara, no están felices de darles con la vara, porque aman a sus ovejas.

Ahora alguno podrá decir si pastor pero Saúl no era una oveja a lo cual digo que estoy de acuerdo pero acaso cuando no lo sabemos ¿no los cuidamos como si lo fueran?

Miren como lo dice Pablo, Gálatas 4:19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros; es simplemente indescriptible y fuerte la tristeza que da ver un hermano o hermana en su pecado, en su rebeldía, en su obstinación

Filipenses 3:17 y 18… y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; La advertencia que Pablo les hace es con lagrimas ellos no las ven porque recibieron esta carta tiempo después de que la escribió pero él estaba llorando de saber que estos eran enemigos de la cruz de CRISTO, que estaban en la iglesia pero son enemigos y además podían poner tropiezo a los hermanos.

Hermanos el corazón pastoral muchas veces es incomprendido por los hermanos, por que como al mismo tiempo el pastor de Dios debe tomar la actitud firme de Samuel y a favor de Dios y sus mandatos, por dentro la tristeza por la persona pecadora es enorme, porque solamente los pastores saben la desgracia que hay y que viene a la vida de sus ovejas.

Dios desde tiempos antiguos designo comunicarse con la gente por medio de otra gente, así es que Dios hablaba por medio de profetas, hizo que su palabra la escribieran hombres de Dios, y Dios designo a sus pastores para comunicarse con sus hijos, nosotros simples hombres pecadores tenemos el gran privilegio de hablar en nombre de Dios. Aunque su pastor los exhorte, los amoneste, les hable firme, los discipline, los corrija, aunque use la vara, aunque no lo deje dirigir un día, aunque lo quite de alguna actividad, entienda que eso es por su bien, Dios puso a los pastores y les dio autoridad por encima de usted, y ustedes le deben a sus pastores respeto, obediencia y sumisión, Dios ha querido que usted sea edificado por medio de sus pastores, Dios ha querido que usted aprenda por ellos, que crezca por ellos y por lo tanto lo que ellos le dicen conforme a la palabra de Dios debe ser obedecido, Eso le da a usted crecimiento espiritual.

Pero escuchen: su pastor los ama, a su pastor le duele su pecado, a su pastor le atormenta sus ofensas a Dios, su pastor le perdona las ofensas personales con el propósito de que usted crezca y sea salvo, su pastor sabe que su alma está mal y cuándo está mal, y se tortura porque no puede hacer nada mas por usted, cuando usted esta obstinado no puede hacer nada por usted, si usted no quiere obedecer no puede hacer nada mas, orar y hablarle, pero si usted no quiere cambiar, no quiere obedecer, lo único es sentir dolores de parto hasta que CRISTO sea formado en ustedes.

Pastor: Juan Pablo Cruz

Anuncios

7 comentarios to “EL CORAZÓN PASTORAL”

  1. Hermoso contenido, digno de ser muy conocido por todos.

  2. Que buen comentario, esa es, la realidad Bíblica.

  3. que buena reflexión

  4. es lo que muchos no valoramos.

  5. Mi hermano 100 por ciento de acuerdo. la grey esta acostumbrada a pastores coquetos y no a pastores responsables

  6. Muy bien hermano Juan pablo por esa concientización Bíblica, para no juzgar de acuerdo a nuestros sentimientos y razonamientos afectados por el pecado, sino de acuerdo a la verdad de Dios, que nos hace reaccionar, como el desinfectante a la herida

  7. a Dios sea la gloria hermanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: