Mito N° 1 Los Reformados no creen en el Espíritu Santo

En la primera entrada hacíamos ver cuál es nuestro propósito general al escribir de este tema el cual es responder de una forma honesta y responsable a los más conocidos mitos generados en torno a la reforma. El propósito no es controvertir sino aclarar, no es meramente argumentar como sí traer luz sobre los temas. A la vez que pretendiendo ser justos en las apreciaciones ajenas, me limitaré a ser general. Y he aquí está uno de los temas más frecuentes con que somos abordados y quizás uno de los más delicados, a saber, que los reformados no creemos en el Espíritu Santo.

Es delicado pues ciertamente si hay una comunidad que no cree en el Espíritu Santo, no es una comunidad Trinitaria, por lo cual no Bíblica y por lo tanto una herejía. El no creer en alguna de las divinas Personas de la Trinidad, pone a un individuo o grupo en el lado sectario y herético de la religión. Por supuesto no es el caso de los reformados quienes han creído y siempre creerán en Dios y su existencia Trina. Miles de documentos podrán comprobar esto mismo y las declaraciones formales de su fe, lo enseñan con claridad evidente. Puede ver la Confesión de Fé de Westminster (1647 d.C), Capitulo 2 y la Confesión Bautista de Fé (1689 d.C), Capitulo 2, para comprobar que estas confesiones de fe reformadas sustentan Bíblicamente la doctrina de la Trinidad siguiendo el credo Niceno del año 325 d.C.

No solo creemos en el Espíritu Santo sino que cada reformado lo necesita, como todo cristiano. Según las Escrituras es el Originador de una nueva vida (regeneración), es el Agente de la santificación del creyente, el Iluminador de los hijos de Dios, su Ayuda en la oración, su Consorte en este peregrinar, es por Su divino poder que hemos creído, creemos y perseveraremos creyendo en Cristo nuestro Señor, quien genera el fruto espiritual tan necesario para todo hijo de Dios. Creemos que infunde dones para la edificación de la Iglesia de Cristo y lo hará hasta que la iglesia alcance la estatura perfecta según Cristo. (Si bien es un punto controversial, la discusión cesacionista no se encuentra en la pregunta ¿El Espíritu Santo otorga dones a la iglesia?, ya que esto es obvio que sí. Más bien la pregunta que se aborda en cesacionismo es ¿Qué tipo dones son los que el Espíritu otorga a la iglesia?)

Le reverenciamos con amor por ser Dios y porque le consideramos absolutamente como el Vicario (Quien está en lugar de) de Cristo en la tierra. Si algún individuo no cree esto no solo no es reformado, ¡No es cristiano en absoluto!

Es por ello que nos preguntamos ¿De dónde ha salido este mito? Seguramente las múltiples corrientes de cristianismo que coexisten hoy han hecho parecer que los reformados no creemos en el Espíritu Santo. De tal manera que si no se apoya o enseña que el Espíritu de Dios sigue dando dones apostólicos a las personas, que las manifestaciones del Espíritu en una vida son las lenguas, las caídas al piso, el éxtasis y andar guiado por sueños, corazonadas y sentires, muchos dicen: ¡Ellos no creen en el Espíritu Santo! Pero el mito es infundado cada vez que nosotros apelamos a las Escrituras para definir quién es el Espíritu Santo y cuál es la obra para la cual fue enviado. Así, solo la Biblia nos puede definir con claridad que esperar hoy del Espíritu Santo y que no y no nuestras corazonadas o experiencias.

En vano nos amedrentan quienes nos hacen considerar que quizás no le estemos dando el crédito al Espíritu Santo de todas las cosas anteriormente dichas, pues podríamos usar el mismo argumento para hacerles considerar que quizás ellos le estén atribuyendo al Espíritu Santo obras que no hace. Así, para evitar subjetivismos, volvemos a las Escrituras, nuestra ancla infalible de doctrina y vida para conocer a Dios en sus tres Personas. Como reformados sabemos que solo por la influencia del Espíritu Santo, el reino de Dios avanzará y es tal vez uno de los más poderosos estímulos para seguir remando, muchas veces contra la corriente.

P. Jorge Castañeda.

Anuncios

3 comentarios to “Mito N° 1 Los Reformados no creen en el Espíritu Santo”

  1. hola mi amado Pastor Jorge, que bueno que tengas este blog, ya lo he enviado al Pastor cesar que es el que hace un ataque, demencial, en torno a los reformados, al leer el comentario que hace sobre nosotros solo quise enviarlo a todos, para que oremos por este hombre, que sin conocer lo que es la reforma, la ataca de manera desmedida y cruel, tildándonos de no Cristianos.

    muchas gracias por tus comentarios son muy buenos y espero le den luz a este hermano para no seguir en ese plan.

    bendiciones y un gran abrazo,

  2. toda la palabra de DIOS toda en general se encierra en salvación desde gen hasta apoc la verdad no denigro de los reformados ni su labor misional tengo certeza de que cristo no esta dividido la obra del ESPIRITU SANTO es un actuar ala verdad su actuar es santo en eso conozco su obra fuera de otros atributos y el mismo nos invita a vivir en ese testimonio de todos los espiritus que hay solo el santo yo he sido viciado vendido al pecado digno de muerte.. mas ahora a llegado mi salvador jesus y me a bautizado con ESPIRITU SANTO y fuego vive el conmigo el me enseña me guia por lo demas si peco lo hago voluntaria mente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: