Mitos Acerca de los Reformados

Tienen que ver con algo nuevo ¿Verdad? ¿Es una moda contemporánea? ¿Es un método evangelistico de jóvenes? ¿Es un concilio eclesiástico extranjero? ¿Los reformados que es lo que quieren reformar? Seguramente muchas de estas inquietudes son las que continuamente debemos enfrentar a la hora de confesarnos reformados. Es algo incomodo pues la verdad no queremos ser considerados bajo un apellido un tanto desconocido y más bien quisiéramos ser considerados como cristianos bíblicos solamente, pero es prácticamente imposible que no lleguemos a hablar de ‘ser reformados’ en vista de la variedad de conceptos que la gente se da cuando se habla de cristiano Bíblico.

Algunas miradas incrédulas nos impulsan a dejar bien en claro que ¡Somos cristianos!, que pretendemos sostener las verdades Bíblicas acerca de Dios en Trinidad, la salvación por gracia mediante la fe, la Biblia como palabra de Dios, la segunda venida visible y corporal de Cristo, el juicio venidero…. Sin embargo, otras miradas nos impulsan a declararnos con más precisión como confesionales e históricos. Es decir, contrario a lo que comúnmente piensa la gente cuando escucha la palabra ‘reforma’, no hacemos referencia a algo nuevo, más bien queremos señalar con esto, nuestra identificación con los postulados doctrinales bíblicos que se derivaron de la llamada Reforma Protestante del siglo XVI, a saber, dieciséis.

Aun así, no queremos dar la impresión de nuestra adhesión indiscriminada a todo lo que se presentó en este periodo de tiempo, sino solo a aquello que ha sido patrimonio doctrinal de la iglesia bíblica en su historia, pues creemos que en la reforma se puso nuevamente como algo visible, aquellas doctrinas que desde los apóstoles la iglesia ha sostenido en su seno. La reforma no fue algo nuevo, su virtud fue hacer valer las doctrinas históricas (antiguas) sostenidas en general por los padres apostólicos, apologistas y sinnúmero de movimientos que no se rindieron a la manipulación romana ni mundana durante siglos. Por lo cual también hoy, ser reformado no significa para nosotros algo nuevo, una moda contemporánea, un método de evangelismo, ni un apodo que nos de prestigio (aunque a veces y en algunos parece que esto fuera ser reformado) sino identificación histórica doctrinal.

Ha sido tal vez la ‘explosión’ del internet lo que ahora último ha permitido que como en la antigüedad, la reforma vuelva a ser conocida por mas personas ¡y por mas evangélicos! Sin embargo déjeme precisar que pequeñas comunidades y la nunca muy bien estimada literatura (un medio no tan apetecido por el latinoamericano común), pueden testificar que siempre hemos estado allí, que nunca habíamos desaparecido del mapa ‘cristiano evangélico’, solo que los medios masivos de comunicación nos eran esquivos y nuestros libros estaban confinados al último escalón de las estanterías ocupadas por los maestros de la felicidad temporal. Es hasta ahora que nos estamos reconciliando cuidadosamente con el internet, adaptándonos con mucho discernimiento al fecebook, entrando en puntillas a los blog, y nuestros libros ya están escalando con esfuerzo las estanterías nuevamente. Pero nunca abandonando ni queriendo reemplazar nuestra mayor manera de avanzar con el reino de Dios: La predicación expositiva, semanal, incansable, como ha sido nuestra costumbre en siglos.

Así que el aparente resurgimiento de la reforma en nuestro medio nos ha hecho objetos de algunas inquietudes de muchas personas especialmente hermanos cristianos, que al escuchar de ‘los bautistas’ o de Calvino o la reforma ya les salta a la mente una imagen que no hace justicia a lo que realmente somos o a no toda la verdad. Por ello en próximas entradas deseo responder a los más conocidos mitos generados en torno a la reforma de una forma honesta y responsable, mitos que a veces nos perjudican y a veces nos convienen, incómodos mitos que algo tiene de verdad, pero mucho de mentira….juzgue usted mismo.

-Jorge Castañeda

Anuncios

3 comentarios to “Mitos Acerca de los Reformados”

  1. Muy buen artículo Hermano Jorge Castañeda; tengo una pregunta: ¿Cuales son esos 16 postulados doctrinales bíblicos derivados de la Reforma?

  2. Disculpe mi mala redaccion, el: -a saber dieciseis- hace referencia a -XVI- y no al numero de postulados de la reforma. Bendiciones,

  3. Es una buena introducción al tema de los Mitos acerca de los Reformados, y sabe dejar en una buena expectativa a mas de uno para seguir pendiente de los próximos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: