¿NAVIDAD O PAGANISMO?

Ya que se me pide que reflexionemos sobre si es correcto que celebremos la navidad, permítanme hacer algunas observaciones.

Es claro que Jesús no nació el 25 de diciembre. Nos ayudaría entender que las sociedades humanas fijan fiestas civiles o religiosas de manera convencional. Dichas fiestas religiosas o civiles no son pecaminosas en su esencia conceptual. Los judíos necesitaban de sus fiestas religiosas para celebrar y no necesariamente dichas fiestas se ajustaban a la fecha exacta en que ocurrieron los acontecimientos que recordaban. Lo importante era la celebración y la manera de hacerlo.

Debemos tener cuidado de caer en un radicalismo extremo y satanizar todo lo que nuestra cultura practica. Debemos sí como predicadores de la Palabra de Dios, examinar nuestras celebraciones.

La Escritura dice “…nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo…” (Col.2:16). Los judaizantes que querían seguir obligando a muchos a la celebración de sus fiestas no debieran haber juzgado a los gentiles, puesto que todas estas cosas eran simplemente sombras de lo verdadero que es Cristo. Sin embargo, tenemos hoy algunos cristianos protestantes que gustan de juzgar a otros sobre sus fiestas culturales, este es el caso de las fiestas navideñas. Consideran pecado adornar la casa, tener coronas de adviento, árboles e iluminación. Y se atreven a decir que quien practica esto no es salvo. Esta era una reacción típica de los fundamentalistas de siglos pasados. Sin embargo, muchos cristianos celebran con sus hijos estas festividades sin cargos de conciencia. Los protestantes no adoramos el pesebre ni rezamos novenas a la virgen maría. No oramos a un árbol de plástico para que nos traiga regalos ni enseñamos esto nuestros hijos, son simplemente adornos alusivos a ésta época.

La celebración de la Navidad no fue rechazada por los reformadores. Era una fecha grata para la reunión familiar. Quiero compartir con usted algunos fragmentos de sermones que el Pastor bautista Charles Spurgeon (llamado el príncipe de los predicadores) predicó en algunas navidades. Me tomo el atrevimiento de subrayar algunas frases para su observación.

Sermón titulado “Vete a Casa” (Mr.5:19)

“En mi opinión, desearía que hubiesen veinte Navidades en el año. Muy raras veces los jóvenes pueden reunirse con los suyos: Raramente pueden estar unidos como felices familias: Y aunque no guardo ningún respeto por la observancia religiosa de ese día, lo amo como una institución familiar, como uno de los días más brillantes de Inglaterra, el gran Día de reposo del año, cuando el arado descansa en el surco, cuando el estrépito de los negocios guarda silencio, cuando el mecánico y el obrero salen a refrescarse sobre el verde césped de la tierra alegre. Si algunos de ustedes son jefes, discúlpenme la divagación, muy respetuosamente les pido que paguen a sus empleados los mismos salarios en el día de Navidad como si trabajasen. Estoy seguro que alegrarán sus casas si lo hacen así. Es injusto que la única opción que tengan sea o festejar o ayunar, a menos que les den el dinero necesario para que festejen y se alegren en ese día de gozo”

Sermón predicado en Navidad titulado “La encarnación y el nacimiento de Cristo”. (Miq.5:2)

Esta es la estación del año cuando, querámoslo o no, estamos obligados a pensar en el nacimiento de Cristo. Considero que es una de las cosas más absurdas bajo el cielo pensar que hay religión cuando se guarda el día de Navidad. No hay ninguna probabilidad que nuestro Salvador Jesucristo haya nacido en ese día, y su observancia es puramente de origen papal; sin duda quienes son católicos tienen el derecho de reverenciarlo, pero no puedo entender cómo los protestantes consistentes pueden considerarlo de alguna manera sagrado. Sin embargo, yo desearía que hubiese diez o doce días de Navidad al año; porque hay suficiente trabajo en el mundo y un poco más de descanso no le haría daño a la gente que trabaja.

El día de Navidad es realmente una bendición para nosotros; particularmente porque nos congrega alrededor de la chimenea de nuestra casa y nos reunimos una vez más con nuestros amigos. Sin embargo, aunque no seguimos los pasos de otras personas, no veo ningún daño en que pensemos en la encarnación y el nacimiento del Señor Jesús. No queremos ser clasificados con aquellos que:

“Ponen más cuidado en guardar el día de fiesta
De manera incorrecta,
Que el cuidado que otros ponen
Para guardarlo de manera correcta.”

Los antiguos puritanos hacían ostentación de trabajo el día de Navidad, sólo para mostrar que protestaban contra la observancia de ese día. Pero nosotros creemos que protestaban tan radicalmente, que deseamos, como descendientes suyos, aprovechar el bien accidentalmente conferido por ese día, y dejar que los supersticiosos sigan con sus supersticiones.

Spurgeon estaba sí en contra de una celebración inadecuada. No usarla para borracheras y glotonería.

Sermón titulado: “El primer villancico de navidad”. Lc.2:14

“Yo deseo que cada quien que guarde la Navidad este año, la guarde como la guardaron los ángeles. Hay muchas personas que, cuando hablan acerca de guardar la Navidad, quieren decir con ello cortar las bandas de su religión por un día del año, como si Cristo fuera el Señor del desgobierno, como si el nacimiento de Cristo debiera celebrarse como las orgías de Baco. Hay algunas personas muy religiosas, que en Navidad no olvidarían nunca ir a la iglesia por la mañana; ellos creen que la Navidad es casi tan santa como el domingo, pues reverencian la tradición de los antepasados. Sin embargo, su forma de pasar el resto del día es muy notable; pues si logran ver su camino por las escaleras para llegar directamente a su cama en la noche, será por accidente. Considerarían que no han guardado la Navidad de manera apropiada, si no se entregaran a la glotonería y a la borrachera. Son muchos los que piensan que la Navidad no puede ser observada, a menos que hayan gritos de alegría y júbilo en la casa, y añadido a eso, la turbulencia del pecado.

Ahora, hermanos míos, aunque nosotros, como sucesores de los puritanos, no guardamos el día en ningún sentido religioso, y no le reconocemos nada especial sino que lo consideramos un día cualquiera: creyendo que cada día puede ser una Navidad, como debe serlo, y deseando hacer que cada día sea una Navidad, si se puede, sin embargo debemos de dar el ejemplo a los demás de cómo comportarse ese día; y especialmente porque los ángeles dieron gloria a Dios: hagamos lo mismo.

Además, los ángeles dijeron: “paz a los hombres:” esforcémonos si podemos por hacer la paz el próximo día de Navidad. Ahora, anciano amigo, tú no aceptas a tu hijo: él te ha ofendido. Invítalo en Navidad. “Paz en la tierra;” ustedes saben: ese es un villancico de Navidad. Lleven la paz a su familia.

Ahora, hermano, has hecho un voto que nunca le vas a hablar otra vez a tu hermano. Búscalo y dile: “oh, mi querido amigo, que no se ponga el sol sobre nuestro enojo.” Invítalo, y dale tu mano. Ahora, señor Comerciante, tienes un competidor en el negocio, y has hablado algunas palabras muy duras acerca de él últimamente. Si no haces las paces hoy, o mañana, o tan pronto como puedas, hazlo el día de Navidad. Esa es la manera de guardar la Navidad, paz en la tierra y gloria a Dios. Y, oh, si tienes algo en tu conciencia, algo que te impida tener paz en tu mente, guarda la Navidad en tu habitación, pidiéndole a Dios que te dé paz; pues es paz en la tierra, paz en la mente, paz en ti mismo, paz contigo, paz con tus semejantes, paz con tu Dios. Y no pienses que has celebrado bien ese día hasta que puedas decir, “oh Dios,

“Con el mundo, conmigo, y contigo
Quiero estar en paz antes de dormir.”

Hermanos: le deseo una feliz navidad.

Pastor Rozo.

Anuncios

4 comentarios to “¿NAVIDAD O PAGANISMO?”

  1. Muy acertado, Spurgeon desinstitucionaliza ese dia como ‘fiesta religiosa’, pero la acoge en su sentido practico de aprovecharlo para el beneficio de las almas, tanto del impío como del piadoso, de una manera que glorifique a Dios. Buen articulo. Feliz Navidad (Ojalá hubiese 20 Navidades al año!!!)

  2. Gracias hermano por su articulo, muy pertinente ya que muchos hermanos como siempre, hoy se inclinan o por el legalismo o por el libertinaje, pero cuan centrado es el evangelio, y cuan centradas pueden ser las cosas que hagamos si las pensamos un momento con la palabra de Dios.

    Quiera Dios que su iglesia en estos tiempos de buena luz de la vivencia del evangelio aun en esta fecha navideña

  3. buen escrito, feliz navidad.

  4. Gracias mi hermano por este articulo en dar una claridad en el verdadero sentido de la Navidad. Feliz Navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: